20 abril 2012

Dia compite con los chinos

El grupo Dia se ha lanzado a competir con los comercios chinos que inundan el centro de Madrid y que se han hecho con un importante hueco en la distribución de productos de gran consumo (alimentación y droguería). El líder español de los supermercados de bajo coste ha comenzado a abrir pequeñas tiendas con una superficie inferior a 200 metros cuadrados, en las que ofrece fruta y verdura fresca y alimentos envasados básicos. 

El nuevo formato comercial se llama Dia Fresh, cuya primera tienda se ha abierto en la calle García de Paredes, en pleno distrito de Chamberí. Se trata de un establecimiento muy moderno y cuidado, que rompe totalmente con la imagen de los supermercados Dia, en los que se ofrecen las primeras marcas de productos envasados y una selección de frutas y verduras con excelente relación calidad precio. 

Como en los comercios chinos, el horario de Dia Fresh es muy amplio. En principio, abre 12 horas al día de lunes a sábado -de 9.30 de la mañana a 21.30 horas- y los domingos de 10 de la mañana a 14.30 horas. Aunque el horario de aperturas se podría ampliar si hay demanda. 

Para competir con los comercios asiáticos, el nuevo formato de la cadena de bajo coste, además de una mejor imagen y exposición del producto, ofrece unos precios más baratos que las tiendas asiáticas, aunque algo más elevados que en supermercados Dia, líderes en precios en la distribución de gran consumo. 

Dia, a diferencia de los chinos, cuenta con la ventaja de que compra directamente a las empresas fabricantes, por lo que puede ofrecer precios atractivos. Por su parte, los comerciantes asiáticos no pueden comprar directamente a las compañías y tienen que abastecerse en hipermercados o centros de distribución mayorista, lo que encarece el precio de venta final. 

«Es un nuevo concepto de compra que estamos experimentando», asegura un portavoz de la compañía de supermercados. 

El objetivo inicial del grupo es ir abriendo progresivamente nuevos Dia Fresh en distintas áreas del centro del Madrid, según aseguran fuentes de la cadena. La compañía busca enclaves en zonas céntricas de la capital con una escasa presencia de supermercados y en la que vive gente de clase media que trabaja y dispone de poco tiempo para realizar la compra, por lo que acude, a menudo, al chino abierto en búsqueda de esas naranjas, el paquete de leche o los huevos que necesita. 

También quiere atraer a la ama de casa tradicional, que ante la escasez de supermercados en el centro, no dispone de muchas alternativas para adquirir la fruta y verdura fresca. 
Si el formato de establecimiento Dia Fresh funciona en Madrid se trasladará a otras ciudades españolas, especialmente a las grandes capitales, donde los comerciantes chinos se han hecho con buena parte de las tiendas de ultramarinos. Así, los asiáticos controlan ya el 60% de los comercios tradicionales en Madrid; el 50%, en Barcelona; y el 30%, en Valencia, según los datos manejados por la consultora Nielsen. 

Dia es junto a Mercadona una de las pocas cadenas de supermercados que consigue ganar cuota de mercado en estos momentos en los que la crisis económica está provocando una disminución del gasto en alimentación. El grupo, que salió a cotizar a la Bolsa española el pasado año tras segregarse de Carrefour, tiene una cuota de mercado del 7,5%, que lo sitúa como el tercer grupo de gran consumo de España, por detrás de la multinacional francesa y de Mercadona, según los datos de la consultora Kantar Worldpanel. 
Las ventas mejoraron un 2% en 2011, hasta 9.779 millones de euros, impulsadas por el crecimiento de los países emergentes y la fortaleza del negocio en España. El pasado año, la cadena ganó 94,4 millones de euros, un 150% más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario