06 noviembre 2012

Benetton entra en el senado

Al Parlamento italiano se puede culpar de todo excepto de real representatividad de todos los oficios ejercidos en este país de santos, poetas y navegantes. Políticos que ejercen esta profesión con estupendos resultados y gran provecho propio desde hace 50 años, industriales, artistas de cine, científicos, pintores, cantantes, cómicos, deportistas... forman parte del elenco de elegidos. Como en anteriores ocasiones, la campaña electoral ha visto desfilar gargantas un día famosas mundialmente, como Gino Paoli o Doménico Modugno, ya diputados en la anterior legislatura, pero que esta vez han sido suspendidos y no ocuparán .escaño ni en la Cámara ni en el Senado de la República. Tampoco lo podrá hacer Gianni Rivera, el famoso «bambino d'oro» del fútbol italiano. Esta vez, Rivera, jugando con la camiseta de la Democracia Cristiana, no ha conseguido driblar a la defensa de la Liga Lombarda y ha vuelto derrotado a los vestuarios.

Moana Pozzi, la pornodiva nacional, tampoco ha tenido la garra de su antecesora, la universalmente conocida como Cicciolina, en la campaña electoral y no entrará en el Parlamento. En la otra parte de la barricada, la de los triunfadores, el mayor votado ha sido el líder de la Liga Lombarda, Umberto Bossi, seguido de Leoluca Orlando, ex alcalde de Palermo, que con su nueva formación «La Rete» entrará por la puerta grande en el Parlamento italiano. Detrás se colocan el secretario de los ex comunistas, -ahora Partido Democrático de la Izquierda-, Achille Occhetto y el presidente de la DC, el incombustible Ciriaco De Mita. Entran en el Senado y en la Cámara de Diputados, respectivamente, el industrial Luciano Benetton -representando al Partido Republicano- y la actriz estudiante de Medicina Alessandra Mussolini, nieta del Duce Benito Mussolini (es hija de Romano Mussolini, hijo del Duce) y sobrina de Sofía Loren -representando a la extrema derecha del Movimiento Social Italiano.

El primero es uno de los más fieles representantes de la Italia moderna, emprendedora e imaginativa, con puestos de venta de sus famosísimas manufacturas en los cinco continentes del planeta. Representa, también, la dinamicidad de la industria privada frente a la anquilosada empresa pública. Alessandra Mussolini, con sus hermosos 18 años, es, por el contrario, la expresión de la nostalgia, del tiempo que fue. El Movimiento Social Italiano; que no ha negado nunca la ascendencia de su paternidad con el movimiento fascista creado por Benito Mussolini, ha visto realizado, después de casi 50 años de espera, el sueño de poder estampar en público el bienamado nombre de Mussolini. El reino parlamentario de Alessandra Mussolini será Nápoles, ciudad natal de su madre y de su tía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario