07 noviembre 2013

Como serán los nuevos iPads de Apple

En noviembre, hace casi un año, Apple presentó un iPad diferente. Al modelo tradicional de 9,7 pulgadas sumó uno más pequeño, el iPad Mini, de sólo siete pulgadas. La pantalla no fue el único cambio de diseño. Además de ser más pequeño el iPad Mini tenía también un marco más delgado en los laterales.

Todo indica que los nuevos modelos de iPad de 2013 seguirán esa misma filosofía de diseño. Se presentarán el próximo 22 de octubre en un evento que Apple celebrará en el centro Yerba Buena de San Francisco, el mismo lugar escogido por Steve Jobs para presentar el primer modelo en 2010. Como es tradición, no se ha avanzado ningún detalle sobre los nuevos productos, pero se han filtrado varios modelos de carcasa fabricados en China.

Con este nuevo diseño, el iPad pasaría a tener una anchura menor. Al igual que el modelo de siete pulgadas, podría sujetarse con una sola mano gracias a los algoritmos de detección que ignoran el pulgar cuando se sujeta por el marco. El nuevo iPad sería también más delgado y ligero. El modelo actual pesa 652 gramos, casi lo mismo que el iPad de tercera generación y más que el iPad 2 de 2011 ya que el salto a pantallas Retina obligó a la compañía a usar baterías de mayor capacidad.

Pero los protagonistas del nuevo dispositivo serían dos. En primer lugar, es posible que Apple se decida a incorporar el mismo lector de huellas dactilares que ahora tiene el iPhone 5S, integrado también en el botón de inicio. Este lector podría alcanzar una importancia estratégica en el mundo empresarial, donde las tabletas están ganando terreno frente a la informática tradicional y la seguridad se valora mucho.

El sensor de huellas, bautizado como TouchID, fue burlado a los pocos días de su presentación por los hackers del Chaos Computer Club, pero el proceso es complejo y costoso y este sistema de identificación aún se considera más seguro que un número PIN simple. Según Apple, la mitad de los usuarios de iPhone no usa ningún tipo de contraseña en el dispositivo. La empresa no ha especificado si las cifras son similares en el caso del iPad.

En segundo lugar, el iPad estaría construido alrededor del mismo procesador de 64 bits del iPhone 5S. Se trata del primer procesador de 64 bits en el mundo de la telefonía móvil, y el salto en arquitectura acerca estos dispositivos al rendimiento que se espera de los equipos informáticos tradicionales. La mayor ventaja del paso a 64 bits es que los futuros teléfonos y tabletas serán capaces de soportar más de 4GB de memoria RAM, aunque es poco probable que el nuevo iPad alcance esa cantidad. Aún así, hay ventajas a la hora de usar este tipo de procesadores debido al renovado juego de instrucciones que lo acompaña. iOS7, el nuevo sistema operativo de Apple, está preparado para sacar partido de esta nueva función. Este nuevo procesador podría venir acompañado de un enfoque profesional, resaltando aplicaciones para entornos corporativos o de producción multimedia.

Junto al nuevo modelo de iPad se espera que Apple lance un nuevo iPad mini, con un diseño similar al actual pero con una pantalla Retina, el nombre que Apple usa para referirse a la alta densidad de píxeles. El modelo del año pasado carecía de esta característica, pero muchos de los competidores que han visto la luz en los últimos meses, como la Nexus 7 de Google, han apostado por esta característica como elemento diferenciador. El iPad mini tendría un nuevo procesador más potente y mayor memoria que el actual. En ambos casos se esperan mejoras de resolución en las cámaras y varios colores para elegir, similares a los del iPhone 5. Algunas webs apuntan que podrían presentarse nuevos accesorios, entre ellos una cubierta con teclado —parecida a la que Microsoft usa en los dispositivos Surface— o mandos de control para juegos compatibles con iPad.

Por lo general, Apple mantiene los mismos precios de las generaciones anteriores. De continuar esta tendencia, el nuevo iPad costaría 499 euros mientras que el iPad mini valdría 329. En ocasiones, la compañía mantiene productos de generaciones anteriores a menor precio. En el último trimestre Apple vendió 14,6 millones de iPads, menos que en el mismo periodo de 2012, aunque en ese año la compañía introdujo nuevos modelos en primavera.

La presentación del día 22 de octubre, en cualquier caso, no tendrá al iPad como único protagonista. Ya en la pasada conferencia de desarrolladores, la compañía de Cupertino mostró un prototipo de su nuevo ordenador de sobremesa destinado al mercado profesional, el Mac Pro. Se trata de una máquina potente, con un novedoso diseño cilíndrico y que estará ensamblada en Estados Unidos, no en China. El Mac Pro saldrá a la venta en los próximos meses aprovechando la nueva arquitectura de procesadores Xeon de Intel y vendrá acompañado, probablemente, de un nuevo monitor de resolución cercana a 4K y que pasaría a considerarse por tanto como Retina.

Se espera también una renovación de la línea de portátiles Macbook Pro, actualizada con los nuevos procesadores Haswell de Intel, y, lo más importante, una fecha definitiva y precio para la comercialización de Mavericks, el nuevo sistema operativo para ordenadores de la manzana. Presentado el pasado mes de junio, Mavericks incluye mejor soporte para pantallas múltiples, nuevas aplicaciones, como el lector de libros electrónico iBooks y un sistema de almacenamiento cifrado de contraseñas en la nube, iCloud Keychain.

No hay comentarios:

Publicar un comentario