15 noviembre 2013

Apple es la reina de todas las marcas

Es curioso. ¡Qué volubles son las cosas de la Bolsa! Uno pensaba que esto sucedía con las cosas del querer, pero ya vemos que no, que también sucede con el dinero. Apple lanza sus nuevos modelos de iPhone (hasta que no los tenga en la mano no voy a valorar si son mejores o peores, si es un salto cualitativo o apenas cuantitativo), el 5S y el 5C, y el mercado de valores lo toma a mal. Le da la espalda y las acciones bajan. No les parece suficiente. Le piden más. 

Pasa una semana y se ofrecen los datos de ventas. Entre los dos modelos, nuevo récord en un fin de semana. Nueve millones de unidades vendidas. Y la Bolsa rectifica. Donde dijimos que no nos gustaba ahora decimos que sí y Apple recupera su valor. 

Pero aún hay más. Ojo, no piensen que esto es una loa a la compañía de la manzana. Es cierto que me gusta tanto su sistema operativo Mac OS X como el diseño de su hardware (aunque también pienso que iOS, a pesar del remozamiento, se está quedando un tanto obsoleto. Habrá que ver cómo se mueve con el nuevo procesador de 64 bits del 5S. No me tiren de la lengua, porque no pienso hablar más de los nuevos iPhones hasta que no los tenga en la mano), pero lo que escribo aquí no lo digo yo. 

Resulta que, en medio de las críticas, de la exigencia de un gran salto adelante que confirme que Tim Cook puede llevar a Apple a nuevas cotas tecnológicas, el gigante de Cupertino se coloca como la marca más valorada en todo el mundo, desbancando a Coca-Cola. Es la primera vez que la marca de refrescos se baja del primer puesto en 14 años, mientras que Apple ha logrado ascender desde el octavo puesto que ocupaba en 2011 hasta el segundo en 2012 y al puesto de honor en el último estudio. 

Si este ranking, elaborado por Interbrand, sirviera como termómetro de los hábitos de consumo, las tecnológicas estarían marcando la pauta. Seis de las marcas que ocupan los 10 primeros puestos pertenecen al sector: Apple (1), Google (2), IBM (4), Microsoft (5), Samsung (8) e Intel (9). Si el baremo fuera, por ejemplo, los Me gusta en Facebook, las cosas pintarían de diferente color. Aquí gana, por goleada, Coca-Cola. Goleada de las de verdad, antológica. Como recoge The New York Times, frente a los 9,8 millones de Me gusta de Apple o los 15,1 de Google, el refresco rojo se lleva 73,2 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario