19 abril 2016

La mirada de merluza de Montse

Comidas, cenas, meriendas, resopones, copas y una sobrevive porque le va lo de callejear y cuanto más variado el mailing, mejor. Se permite hablar de política y religión, parece ser uno de los lemas del evento gastrosocial que se organiza una vez al mes en la casa o el taller de un anfitrión. 

Esta vez ha sido el turno de New Dom, el showroom de domótica de Montse Carulla, que ejerció de fogonera además de anfitriona: caldo con galets i carn d'olla nos recordaron incluso a los más escépticos que negarse a la Navidad es batalla perdida. 

Lo completó con las cocas de La Coqueria (descubiertas en esta página días atrás), turrón de Oriol Balaguer, montones de fresas para hacer suca-mulla en Piper y por si alguien quedaba con sed, una cata de Bowmore, escocés de malta en tres añadas. 

Estuvieron Joan Canadell, Santiago Vives, Fernando Autrán, Eva Arteche, Jaume Tresserra, Miquel Plana, Mireia Ros, Conchita Vilella, Lluís Caballé, Josep Juanpere, Cristina Castañer, Neus Raig, David Torija, Rosa Carulla, Ronei Kolesny, Purificación García, Tessa Casanovas y Carla Tarruella, del restaurante Acontraluz, que también organiza evento gastrosocial mensual con cine fórum añadido. A la hora que Cenicienta desaparece del cuento y para llevar la contraria, que es lo suyo, la carroza se detuvo por sorpresa y descendió Rafael Amargo, que se marcó unos pases entre los invitados. 

Se marchó con los dos zapatos puestos. ¡Cómo ha cambiado el cuento! Descanso para el duodeno con dos eventos joyeros: la inauguración en Pau Casals de la nueva boutique Rolex liderada en sociedad por dos clásicos del sector, Salvador Tous y Salvador Minguella, y encuentro en Bulgari, con precios especiales esta semana, con ocasión del atraque en Barcelona del nuevo buque de Silversea, compañía con la que Bulgari navega.

En Dopo me apunté a la sobremesa con show del equipo de Tresserra Collection: espectáculo de magia de Fede Sardá, y monólogos de David Guapo. Sardá, más que por la magia, constata sus dotes como actor de vodevil. ¡Un puntazo! Se apuntaron también Carles Cuní, la Clua, Carolina Castelló, Ana y Pabela Alcaraz, Montse Espinet, Ana Treserra. 

Y un diez para Lola Planas, la anfitriona junto a Jaume Tresserra. Otro diez para Cristina Castañer y su tarde de copas en la alpargatería de Mestre Nicolau, en la que reunió amigos, clientas y paseantes de compras, y nos colocó a todos corona para la foto. Miquel Suqué fue más allá y se fue colocando prendas varias de la tienda.

De remate y para recochineo de ágapes, estreno en Renoir de Animales de compañía, una película en la que Mireia Ros interpreta a la mater familia en una cena de cumpleaños que podría ser reflejo de reuniones fiesteras de muchos de nosotros. Hay de todo: hija pija, otra díscola, hijo reivindicativo, padre agotado, yerno sobrevenido, risas, llanto, insultos. Comida de lo más familiar, vaya.

La merluza de mi Nochebuena quedó para última hora y hete aquí la anécdota en l'Illa Diagonal: a 24 euros el kilo en Fishhh y a 6,99 euros en Caprabo. Las dos igual de frescas (o frías, a saber) y con idéntica mirada. Bueno, una miraba hacia el pasado y la otra se solidarizaba con el presente. ¡Quedó estupenda! A la donostiarra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario