12 junio 2017

Kaiane Aldorino la Miss de Gibraltar

De alguna manera, la coronación de la gibraltareña Kaiane Aldorino el sábado pasado como Miss Mundo salvó el honor del Reino Unido, que vio cómo sus representantes quedaron eliminadas. Los medios del país se hacen eco estos días de la condición de británica de la joven gibraltareña y, por extensión, de todos los habitantes del Peñón.

La victoria de Miss Gibraltar sucede en un momento en que las siempre tirantes relaciones entre Madrid y las autoridades de La Roca y Londres han sido tensadas más de lo habitual tras distintos incidentes. Primero fue el conflicto de las prácticas de tiro de los militares británicos con una bandera española en aguas de la bahía de Algeciras. Y segundo, la detención de cuatro guardias civiles españoles que perseguían a dos narcotraficantes por las calles de la colonia británica. Tanto España como el Reino Unido se disculparon por las ofensas.

En medio de estas tensiones, una gibraltareña fue proclamada Miss Mundo. Lo cierto es que el ensalzamiento de la victoria de Aldorino en la prensa británica se ha producido tras la decepción por la prematura eliminación de las cuatro representantes oficiales británicas -Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte-, que no pasaron el corte de las últimas 16 candidatas.

El desencanto fue mayor con la candidata inglesa, la soldado Katrina Hodge, en la que se habían depositado muchas esperanzas, no tanto por ser la más guapa sino por todo lo que representaba. Era el símbolo del Ejército británico. Hodge es miembro de las Fuerzas Armadas del país y se la conoce como «la Barbie de combate» tras ser condecorada por su bravura en Irak, donde estuvo destinada en 2005. Hodge salvó la vida de varios de sus compañeros.
Hodge fue elegida con polémica tras la renuncia de la ganadora oficial, Rachel Christie, sobrina del campeón olímpico Linford Christie y acusada por golpear a la aspirante de Manchester en un local nocturno. Hubiera sido la primera reina negra de la belleza inglesa.

La eliminación de sus aspirantes despertó en los británicos un inusual orgullo por Gibraltar. Porque, si bien los habitantes de La Roca se sienten británicos y son reconocidos como ciudadanos de pleno derecho cuando nacen, el sentimiento popular es distinto. Los gibraltareños no acostumbran a ser mencionados por los británicos, tal vez por su lejanía. Además, en el pasaporte de Aldorino no figura esa nacionalidad porque no la ha solicitado. Por esto, el ministro principal del Peñón, Peter Caruana, exultante tras el éxito de su conciudadana, declaró que la joven «había puesto Gibraltar en el mapa del mundo».

Aldorino, de 23 años, posee además una belleza típicamente mediterránea: piel morena natural, cabello negro y ojos marrones. Y es bilingüe y habla un español perfecto. Quien mejor captó esta mezcla fue el ex ministro británico para Europa, Denis MacShane, quien proclamó que «es la victoria de una mujer europea que habla español y vive en el Mediterráneo bajo bandera británica». Y apuntó que tanto Londres como Madrid y Gibraltar deberían ofrecerle «honores diplomáticos».

«Intentaré hacerlo lo mejor que pueda ahora que tengo una gran ventaja y una gran oportunidad»
8 de julio de 1986: Nace en Gibraltar. 2000: Se integra en un grupo de danza moderna y hip-hop. Junio de 2009: Es coronada Miss Gibraltar. Noviembre de 2009: Participa en los Campeonatos del Mundo de Baile celebrados en Riesa (Alemania) como miembro del Equipo Nacional de Gibraltar, en la categoría de danza urbana. Diciembre de 2009: Se impone a las demás candidatas a Miss Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario