16 septiembre 2012

Las tizas de la escuela se han cambiado por el teclado


Con la invasión de los ordenadores, la enseñanza ha dejado de ser lo que era. El pasado día 17, el ministerio de Educación y Ciencia creó el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, con la finalidad de introducir la informática y los medios audiovisuales en el ámbito de la enseñanza. Ordenadores, impresoras y videos desplazarán a las viejas pizarras con sus tizas y borradores. 

Los primeros experimentos para conocer los resultados que se podían obtener en las escuelas con la incorporación de nuevas tecnologías comenzaron en el año 1985. El ministerio de Educación y Ciencia puso en marcha, de forma experimental, dos proyectos: Atenea con el que se introducían los micrordenadores en los colegios, y Mercurio, que desarrollaba la incorporación de los medios audiovisuales con el fin de llevar a cabo una educación diferente. Los sobresalientes resultados obtenidos con ambos proyectos han permitido que se apruebe el programa antes de lo previsto, ya que la fase experimental terminaba a mediados de 1990 pero el ministerio ha creído conveniente que en este curso ya se generalice esta práctica en los colegios. 

Por ello, este año, se dotará a todos los colegios públicos de las once Comunidades Autónomas que componen el territorio gestionado por el ministerio de medios suficientes para poder llevar a cabo, a través de la tecnología, la enseñanza de los niños del año 2000.

Atenea y Mercurio estarán presentes en la mayoría de los centros de educación dando un nuevo matiz a la enseñanza. La innovación tecnológica que ha irrumpido durante estos últimos años en la vida social no ha podido quedarse apartada de las manos de los más pequeños. Javier tiene sólo siete años pero maneja con gran habilidad el ordenador. «Me gusta mucho jugar con los ordenadores. Es muy divertido», comenta mientras entusiasmado no deja de matar naves espaciales que aparecen en su pantalla. Muchos niños, como Javier, se acercan al ordenador por primera vez para «matar marcianitos», aunque al hacerse mayores es cuando empiezan a ver otro tipo de utilidad a estas máquinas. Carlos Olmo, de diecisiete años, sabe que los ordenadores pueden dar mucho más de sí de lo que en -un principio se puede llegar a pensar. «Cuando me compraron el ordenador, hace tres años, sólo lo utilizaba para jugar. Más tarde empezó a llamarme mucho la atención la cantidad de cosas que podía hacer con él. Fuí a clases de informática para aprender un poco de programación, y ahorra lo que más me gusta de todo es crear mis propios programas». 

La formación de los profesores y la definición de los modos más adecuados para integrar estos nuevos medios en la enseñanza de las distintas asignaturas, han sido objeto de atención preferente. Con el fin de que los profesores no tengan dificultades a la hora de sustituir los antiguos métodos por los nuevos en la enseñanza de los alumnos, el Programa de Nuevas Tecnologías cuenta con 106 Centros de Profesores (CEP) repartidos por toda España. En ellos varios monitores se encargan de la formación del profesorado. Hasta el momento más de once mil han recibido ya cursos de formación para poder aplicar a sus clases la tecnología. Asimismo, los monitores de, los CEP, especialmente formados, están llevando a cabo tareas para estimular la producción de software educativo, tan escaso en el mercado español de la informática. Desde el punto de vista técnico, los centros del Proyecto Atenea cuentan con un promedio de diez ordenadores PC compatibles, una impresora y diversas colecciones de software para la educación.

Por su parte, los. centros del proyecto Mercurio tienen una dotación básica de medios audiovisuales compuesta por un equipo estacionario y otroportátil de vídeo, formado por diferentes materiales audiovisuales. Hasta el momento, se han instalado más de cinco mil micrordenadores y en torno a ochocientos módulos audiovisuales acompañados de programas y vídeos. De los 692 centros dotados con medios informáticos, la mayoría, el 43%, son centros de Enseñanza Media, mientras que un 34% corresponde a centros de Educación General Básica. Nuevos ordenadores con una gran capacidad de almacenamiento podrán sustituir las viejas carpetas archivadoras donde los apuntes de la última lección se descolocaban, e incluso, perdían. Las aburridas clases de geografía, podrán convertirse ahora en bonitos documentales gracias a la incorporación de los medios audiovisuales, lo que sin duda, hará la tarea mucho más fácil y divertida para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario