16 febrero 2014

Codigo promocional IBEROSTAR

Air Europa vuela a Tenerife Norte, muy cerca de La Laguna y de Santa Cruz. Lo mejor es alquilar un coche para moverse por la isla.

Es posible alojarse en la finca rural que inspiró la novela Búscame donde nacen los dragos. La Finca Tamadaya está a 5 minutos en coche de la playa de Abades, junto a zonas con reconocimiento arqueológico guanche. 

En Santa Cruz, el renovado Hotel Mencey Iberostar es un clásico de la capital, utiliza los códigos promocionales de Iberostar. Cinco estrellas bien ubicado con piscina, spa y gimnasio, casino, boutique, wifi...


Iberostar - Gratis para niños


El Museo de la Naturaleza y el Hombre cuenta en su patio con el Gastrobar del chef mexicano Armando Saldanha. Cocina creativa en un entorno único.

Antes de emprender viaje, la novela de la periodista Emma Lira Búscame donde nacen los dragos.

Tenerife es un gran cementerio guanche. Una necrópolis aborigen con miles de momias, al decir de historiadores del siglo XVII con tendencia a la hipérbole, escondidas en lo más profundo de sus barrancos y cuevas, modelados a lava viva por la incontinencia de volcanes como el Teide o el Pico Viejo.

¿Pero quiénes eran los guanches? Mientras unos relacionan a este pueblo de costumbres primitivas —descubrieron el fuego pero no el metal— con los atlantes, otros lo hacen con vikingos naufragados y, los más rigurosos, con los bereberes procedentes del desierto africano.

Una historia de encuentros y desencuentros, de aventuras y hallazgos, de símbolos y arcanos que traspasan las barreras del tiempo y del espacio pero que tiene en Tenerife su escenario principal y en los guanches a su xxx particular. Nos valemos de su trama para trazar una ruta oficiosa por el norte de esta isla canaria tras los pasos de Marina, la protagonista, y aproximarnos al legado aborigen de la isla que subyace en sus barrancos, museos, tubos volcánicos y dragos.

En el momento de la conquista por los castellanos, fue la última isla del archipiélago canario en ser conquistada, en 1494,, Tenerife estaba dividida en nueve reinos o menceyatos, cada uno gobernado por un mencey. En el municipio de Candelaria, a escasos kilómetros de Santa Cruz, un conjunto de esculturas de bronce de gran tamaño representa la figura de los nueve últimos menceyes, la mayoría portando sus añepas (bastón de mando propio de los guanches). Las esculturas se levantan de espaldas al mar, junto a la basílica de Nuestra Señora de la Candelaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario